Carta Abierta al Decano de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia

Bogotá, 11 noviembre de 2014
Profesor
RICARDO SANCHEZ
Decano Facultad de Ciencias Humana
Universidad Nacional de Colombia

Respetado Profesor Sánchez

Deseo que estén avanzando satisfactoriamente sus políticas como Decano de la Facultad.

Conocedor de su trabajo intenso por la protección de los Derechos Humanos y la denuncia de las injusticias, pongo para su conocimiento formal hechos que están configurando violación a mis derechos, tratamiento injusto e ilegal al trabajo que hago desde hace varios años en el Instituto de Investigación en Educación IEDU. Solicito respetuosamente que Usted se pronuncie explícitamente sobre los asuntos que aquí le manifiesto.

Hace más o menos 25 años tengo diversas relaciones con la Universidad Nacional, desde los procesos de activista estudiantil político en los sectores democráticos progresistas de esos momentos, cuando ayudamos al nacimiento de la nueva Constitución Nacional y luego por bastantes años trabajando en acciones de incidencia política en defensa de la educación pública.

Desde el año 2008 en el IEDU estamos construyendo/realizando un proceso de Investigación Acción sobre maneras no convencionales de aprendizaje, maneras alternativas de educar, lo hemos denominado Educación Sin Escuela (ESE), Autoaprendizaje Colaborativo (AC), Educación en Familia (EF), Modelos de Escuela Flexibles (MEF).
Como parte de este trabajo hemos realizado cuatro congresos internacionales, Usted tuvo la gentileza de aceptar nuestra invitación a instalar el IV Congreso que hicimos la primera semana de octubre de este año.

Asimismo hemos realizado cinco versiones del curso de extensión sobre estos temas, es considerado unos de los cursos de extensión de mejor valoración y satisfacción por parte de los participantes. Inicialmente hacíamos solo uno por año, el aumento creciente de solicitudes internas y externas nos animaron a realizar uno por semestre, ya hay una lista larga de preinscritos en espera que hagamos la sexta versión del curso en el primer semestre de 2015.

Además hemos promovido acciones académicas y eventos con otras unidades de la Facultad y de otras facultades de la Universidad, centros de investigación, otras Universidades y entidades externas.
Desde hace varios años he sido invitado a hacer presentaciones sobre estos temas a los estudiantes de la Maestría en Educación. Existe la posibilidad de convertir los temas que trabajamos en un módulo asignatura formal que se ofrezca desde el IEDU.

A nombre de la Universidad Nacional, he sido invitado a realizar ponencias en diversas universidades de la ciudad, en otras ciudades de Colombia y en varios países de la región.

Publicamos con el sello de la Universidad Nacional el libro “Un Mundo por Aprender”, relacionado con el proyecto de investigación acción. La primera edición del libro se agotó, la primera reimpresión se está agotando o ya se agotó.
Algunos de nuestros trabajos han sido publicados en diversas tipos de publicaciones impresas y digitales, nacionales y de otros países.

Ya tenemos avanzado el proceso de compilación y edición preliminar del siguiente libro, entre otras publicaciones próximas, algunas en conjunto con otras entidades. Estamos publicando productos audiovisuales de este trabajo que hacemos.

Desde las sedes de la Universidad en Leticia, Medellin, Palmira se han presentado solicitudes para llevar el trabajo que hacemos acá en la sede Bogotá.

A nombre de la Universidad Nacional estamos recibiendo crecientes reconocimientos locales, nacionales e internacionales por este trabajo académico de investigación acción. Probablemente en su participación en la instalación del IV Congreso en Octubre pudo percibir los avances relevantes de este trabajo que realizamos.

Todo este trabajo descrito anteriormente lo hemos logrado gracias a muy importantes contribuciones de los profesores Fabio Jurado Valencia, Ovidio Delgado, Gabriel Restrepo, Carlos Barriga, Javier Saenz Obregon y la profesora Alejandra Jaramillo Morales, quién tiene otras importantes relaciones con este proceso de investigación acción que le describo, más otros profesores y profesoras de planta que han contribuido de diversas maneras a enriquecer este trabajo.

En los más recientes años hemos hecho un trabajo conjunto e intenso con el profesor Jeffer Chaparro, quien se ha convertido en nuestro principal aliado en este proceso académico de investigación acción.

En este grupo de investigación acción también se han vinculado docentes e investigadores, investigadoras de diversas universidades y entidades nacionales e internacionales.

El anterior trabajo de investigación acción lo he coordinado en mi calidad de egresado de la maestría en educación del IEDU, aceptando la invitación oficial formal que hace la Universidad Nacional a que los egresados asumamos vínculos más cercanos con la Universidad y que contribuyamos con proyectos académicos y de investigación que aporten a la misión de nuestra Alma Mater.

Desde hace un par de años mantengo una controversia académica, filosófica, ética, política, jurídica con la profesora Alejandra Jaramillo Morales con quien fuimos novias durante algo más de 10 años. Durante este noviazgo nos embarazamos en dos ocasiones de donde surge el hijo e hija que hoy en día acompañamos intensa y responsablemente en su proceso de crianza y educación.

Nuestra controversia tiene que ver con diferencias en ideas y conductas en crianza y educación de nuestro hijo e hija. Considero que Alejandra ha hecho y hace una maternidad más respetuosa y responsable que la mayoría de las mamás con las que tengo vínculo, pero aun así, ha cometido errores graves y sigue cometiendo errores que tengo la obligación de cuestionar.

Estos cuestionamientos se los hago a Alejandra abiertamente desde la autoridad ética que me da el proceso de paternidad intenso, respetuoso y responsable que hago con el hijo y la hija desde hace 12 años. No conozco a ningún otro papá que haya asumido el proceso de paternidad con la dedicación que yo lo he hecho, seguramente hay papás mejores que yo, no tengo vínculo directo con ellos.

Considero que unos de los mayores aportes éticos, filosóficos, políticos, jurídicos del movimiento feminista es haber demostrado que lo privado también es político, por lo tanto público, es decir los temas de la crianza y educación de los hijos y las hijas son temas políticos por lo tanto públicos. Durante muchos años de mi apoyo a movimientos feministas y durante bastantes años de mi trabajo académico y militancia política en la construcción y promoción de masculinidades y paternidades no hegemónicas, no patriarcales, he contribuido sustancialmente a la discusión pública sobre estos temas, no estoy dispuesto a ceder a la presiones indebidas de las personas que tienen costumbres de maternidad y paternidades patriarcales, autoritarias, no respetuosas, a las que les incomodan bastante, que se sienten cuestionadas intensamente por mis posturas académicas, filosóficas, políticas y mis conductas en estos temas.

Me han llegado insistentemente rumores de diversas fuentes que de maneras soterradas e hipócritas algunas personas dentro de la Universidad Nacional están diciendo que yo he difamado a Alejandra Jaramillo. Con este rumor sin fundamentos jurídicos y transgrediendo límites éticos mínimos están tratando de poner obstáculos para entorpecer o impedir nuestro trabajo de investigación acción en la Universidad Nacional.

Varios abogados y abogadas destacadas, incluyendo expertas en el tema de géneros, han analizado detalladamente mis cuestionamientos públicos a lo que considero errores graves de crianza que Alejandra proporciona a nuestro hijo e hija. Todos estos juristas han coincidido en que no son difamaciones y que, como mínimo, deben ser calificadas de irresponsables las personas que dicen eso, que es evidente que hay una controversia entre Alejandra y yo, que en esa controversia hay dos enfoques de crianza y educación que están en conflicto.

Si es de su interés analizar los documentos concretos de esta controversia que tengo con Alejandra con gusto le puedo entregar copia de ellos y también darle de manera directa mis versiones sobre estos temas del conflicto.

Estas acciones soterradas, hipócritas también pueden afectar o están afectando el trabajo de estudiantes de pregrados y posgrados que se han vinculado a este proceso de investigación acción, lo mismo que causando problemas innecesarios a los procesos de trabajo colaborativo que hemos venido construyendo desde hace varios años con profesores, profesoras, investigadores, funcionarios, funcionarias de diversas universidades e entidades nacionales e internacionales.

Me pregunto si será que alguna de esas pulsiones perversas de las condiciones humanas como la envidia puede ser una de las motivaciones para tratar de obstaculizar de manera soterrada y deshonesta nuestro trabajo en la Universidad Nacional.

Le he oído mencionar a Usted su rechazo radical a la persecución y criminalización que se intenta hacer al trabajo académico investigativo del profesor Miguel Ángel Beltrán. Convertir las diferencias filosóficas, políticas e ideológicas en un delito criminal es una violación a los derechos humanos, estoy de acuerdo con Usted en la defensa radical que debemos hacer de la autonomía del trabajo académico investigativo del profesor Beltrán.

¿Será que algunas personas en la Universidad Nacional están tratando de perseguirme, vetarme, excluirme de manera soterrada e hipócrita porque tenemos diferencias académicas, filosóficas, éticas, políticas sobre los temas y conductas de crianza y educación?

Agradezco mucho su atención

Quedo atento a sus consideraciones.

Cordialmente,

Erwin Fabián García López
Egresado – Magister en Educación
Coordinador Investigación – Acción sobre Educación Sin Escuela (ESE), Autoaprendizaje Colaborativo (AC), Educación En Familia (EF), Modelos de Escuelas Flexibles (MEF).
Instituto de Investigación en Educación IIE
Facultad de Ciencias Humanas
Universidad Nacional de Colombia – Sede Bogotá
efgarcial@unal.edu.co

2 comentarios en “Carta Abierta al Decano de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia

  1. considero importante escuchar los razones y versiones de la otra persona, la madre. Manifestar como orientadora familiar que todos nuestros desacuerdos tienen efectos en la formación de los hijos, por lo tanto este conflicto entre los padres afectará de alguna manera a los hijos. Invitarlos a considerar que no hay padres perfectos y que teniendo tanta experiencia en investigación en educación, no hacer víctimas de estas diferencias a los hijos. No hay una sola verdad, hay variedad de verdades, es posible considerar las diferencias en beneficio de nuestro crecimiento como seres humanos ante todo.

¿Ideas? Comenta aquí !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s